El Capitalismo y sus maniobras en el tablero económico contra Venezuela



Por: Andy Rada (hernandez.andy.a@gmail.com)
Miembro del Círculo de Economía Crítica y Alternativa ¨Noel Rodríguez¨
Militante del frente Cultural de Izquierda

Citibank (EUA),  comunicó a mediados de julio el cese de la corresponsalía bancaría de operaciones no relacionadas con el manejo de reservas del país, seguidamente Commerzbank  y Deutsche Bank (Alemán), notificaron que suspenderán las operaciones de pago comerciales y de transferencias de fondos.

Las transacciones financieras internacionales en el marco del desarrollo de nuestro país, nos han permitido el desenvolvimiento de gran parte de nuestra política social y económica; el destino de los recursos obtenidos de la actividad petrolera han lubricado acuerdos como Petrocaribe, Alba, Unasur, y el desarrollo de la política de misiones sociales, así como la adquisición de distintos productos tanto de consumo final o de insumo para el desenvolvimiento de nuestra economía. 

Importaciones prioritarias de Venezuela del 2004 - 2015.

Estas instituciones financieras esgriman como sus principales argumentos: a) el alto nivel de riesgo del país y b) la realización de operaciones por parte de la nación, no permitidas a través de sus servicios de corresponsalía. Sin embargo, la hoja de ruta que han posicionado las oligarquías mundiales en el tablero buscan un descalabro social estableciendo: 1) la declaratoria de amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y política exterior de EUA; 2) el intento de activación de la Carta Democrática de la OEA; 3) el congelamiento de cuentas de instituciones venezolanas por parte del Congreso de EUA; 4) la declaratoria de “Crisis Humanitaria en Venezuela” del saliente Secretario de la ONU y 5) el saboteo de operaciones financieras a través de bancos internacionales.      

En el marco de los acuerdos internacionales, Venezuela ha cumplido con todas las recomendaciones para enfrentar los fraudes financieros y los delitos de legitimación de capitales, derivadas del Grupo de Acción Financiera Internacional, que permiten medir la capacidad de riesgo de operaciones financieras en los países. 

Estas acciones contra la República Bolivariana de Venezuela podrían generar consecuencias en primer orden, relacionadas a la efectividad en la importación de alimentos y medicinas; y en segundo término, al mantenimiento propio de la industria nacional en cuanto a la consecución de insumos para la elaboración de productos terminados.

Venezuela en los últimos diez años ha intercambiado a nivel mundial un promedio anual de más de 100 mil millones de dólares, que suponen casi una tercera parte de nuestro PIB.
En el mismo orden de ideas, debido a la estructura dependiente del Estado venezolano, una gran parte de los productos que se consumen en el país vienen del exterior como se indica en el gráfico inferior.

Desde el año 2013 hasta el 2015, durante la escalada de la campaña contra la Revolución Bolivariana y época en que se enmarca el descenso de los precios del petróleo, la importación en sectores priorizados decayó un 46,5% (ver gráfico).

De esta manera la derecha internacional, aplicando una especie de default “técnico” a Venezuela, busca bloquear el flujo de productos y capitales vitales para el funcionamiento normal de nuestra sociedad.

Por ende la diversificación de nuestros operadores financieros y el desarrollo de las distintas plataformas multilaterales, forman la nueva geopolítica financiera constituida por el Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS, el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura (BAII) y el  Banco del ALBA,  nos permiten sacar del congelador nuestras finanzas globales.

La actual coyuntura involucra, extender la participación de la clase trabajadora en la conquistas de formas de intercambio más justas para la humanidad, el desarrollo a paso firme de nuestra apuesta por la construcción del socialismo, la autodeterminación de los pueblos y la planificación de nuestro modelo de industrialización, dirigiendo los recursos necesarios para esta impostergable tarea.

¡No cederemos ante nuestro rumbo socialista!
¡No inclinaremos la cabeza ante el imperialismo!

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.